Prevención, control y tratamiento de la Legionella

La Legionella es una bacteria que habita de forma natural en las aguas superficiales. Sin embargo, este microorganismo puede colonizar instalaciones donde exista acumulación de agua en forma de aerosol, como las torres de refrigeración y condensadores evaporativos de naves industriales, centros comerciales, hoteles, etc. En las instalaciones con mecanismos productores de este tipo de aerosoles, la bacteria de la Legionella puede dispersarse por el aire aprovechando las minúsculas gotas de agua. De esta manera, puede llegar a las personas y, al ser respirada, puede provocar la enfermedad denominada legionelosis.

En la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo de Asturias se pueden consultar cuáles son las instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella. Los principales lugares donde puede proliferar esta bacteria son los siguientes:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) con acumulación y circuito de retorno
  • Sistemas de agua climatizada con agitación y recirculación por chorros de alta velocidad o aire
  • Centrales humidificadoras industriales

Las piscinas, bañeras de hidromasaje, spas y centros de tratamientos a base de agua con chorros a presión son lugares en los que el riesgo de dispersión de este microorganismo es elevado. Por este motivo, este tipo de instalaciones abiertas al público deben seguir un estricto protocolo de control de la Legionella. En NORTECONTROL seguimos estrictos protocolos de control de legionela tomando muestras del agua que analizamos en laboratorio.

Contacta con nosotros

Otras instalaciones, como las que mencionamos a continuación, presentan con menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella aunque no están exentas de riesgo:

  • Sistemas de instalación interior de agua fría para consumo humano, cisternas, depósitos móviles y agua caliente sin circuito de retorno
  • Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua
  • Humectadores
  • Fuentes ornamentales
  • Sistemas de riego por aspersión en entorno urbano
  • Sistemas contra incendios
  • Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre

En general, se debe prestar atención a todos los equipos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

En NORTECONTROL cumplimos estrictamente los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la Legionella en Asturias, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio. Nuestra experiencia en el tratamiento de esta bacteria y nuestros protocolos de actuación garantizan resultados efectivos y seguros en las instalaciones de riesgo.

Abrir chat